Xolos no completó la hazaña; Monterrey es campeón.

0
115
Jona Orozco con Xolos
Jona Orozco con Xolos

Rayados se coronó con penales tanto en la ida como en la vuelta.

Un par de penales definieron la Copa MX, incluido uno que se marcó de manera rigorista y que seguramente con el VAR se hubiera revertido la decisión. Sin embargo son las cosas del futbol y Rayados se coronó como justo campeón de la Copa MX más larga de la historia.

Xolos de Tijuana mostró una mejor cara y al menos mostró amor propio. Al final el resultado global fue 2-1, Tijuana se fue de esta Copa MX sin perder como visitante en esta fase de eliminación directa, pero no le alcanzó.

El juego comenzó de manera intensa, se sabía que los primeros quince minutos Rayados de Monterrey son los más peligrosos. Suele de local irse al frente tanto en la cancha como en el marcador, pero en esta ocasión, Tijuana aguantó bien la presión con Jonathan Orozco como figura en dos ocasiones. Primero tras un disparo de Arturo González a los dos minutos y posteriormente con una atajada ante Rogelio Funes Mori pasados los quince minutos.

Xolos empezó a participar en el trámite del encuentro, fueron tomando confianza, sobre todo sintiéndose cómodos en la cancha y su primer objetivo que era neutralizar al rival se logró cumplir, pero en la generación de juego como ha sido una costumbre en la temporada, careció de espacios ofensivos y sus oportunidades fueron limitadas. Hubo una buena marca hacia Fabián Castillo, aun así cerca del final del primer tiempo se perdió una clara el “Gacelo”.

Ya en el segundo tiempo el juego fue tenso, Tijuana conforme pasó los minutos empezó a arriesgar más. Entró Paolo Yrizar y David Barbona que fueron claves para el equipo en el final de los minutos.

Las emociones vinieron al final del juego cuando en el 87´el árbitro marcó de forma rigorista y con Janssen jalando primero la playera del defensa Víctor Guzmán. Finalmente el holandés firmó con disparo al centro y puso 2-0 el global.

Pero los Xolos mostraron amor propio y un minuto después empataron el juego y descontaron el global con un golazo del argentino Darío Barbona. De nueva cuenta la misión era un gol para mandar el juego a penales.

Ya en tiempo de compensación, Jaime Gómez cometió otro penal a favor de Rayados que en esta ocasión Nico Sánchez cobró, pero Jona Orozco se lanzó hacia su derecha para mantener el partido vivo por unos segundos, puesto que el árbitro no daría más tiempo y el partido culminaría de esta forma.

Rayados es campeón coronando una temporada fantástica donde ganó todo lo que jugó y Tijuana por su parte se quedó con el primer subcampeonato de su historia en Primera División. Apenas en su segunda final jugada en un torneo estelar.

La Copa MX más larga de la historia que duró un año y 6 meses llegó a su final y Rayados fue el merecido campeón.