Así luce la cárcel que Pablo Escobar construyó hace 30 años.

0
515

En lugar de máxima seguridad le decían de «máxima comodidad».

La Catedral es la cárcel construida en 1991 por un acuerdo entre el gobierno de Colombia y Pablo Escobar en Envigado, Antioquia para ser encerrado a cambio de no ser extraditado a Estados Unidos, pero un año después de su ingreso, en julio de 1992, Escobar escapó cuando se enteró que las autoridades querían trasladarlo a otra prisión donde no tuviera el control del personal.

La cárcel tenía un helipuerto que ya no se utiliza
La cárcel tenía un helipuerto que ya no se utiliza

Lo que se manejó como una cárcel, después se supo era más bien una especie de mansión, con todas las comodidades, desde donde siguió operando el cártel de Medellín. En lugar de cárcel de máxima seguridad le llamaban de máxima comodidad porque tenía habitaciones con muebles importados, jacuzzis, salas de billar, cascadas naturales y cancha de fútbol.

Actualmente en el lugar sólo quedan algunas ruinas de la catedral que son muy visitadas por personas no sólo de Colombia sino del mundo, a pesar del esfuerzo por negar esa parte de la historia por quienes ahora dan atención a adultos mayores en esa zona. A lo largo de la extensión hay varias mantas explicando que ahí ya no queda nada de esa funesta época y que todo lo actual fue reconstruído por la congregación religiosa a cargo del predio.

Periodista José Ibarra en la cárcel que construyó Pablo Escobar
Periodista José Ibarra en la cárcel que construyó Pablo Escobar.

Casi un año y medio después de su fuga de esta prisión, Escobar fue localizado. Su vida terminó el 2 de diciembre de 1993 y con ello la historia de esta cárcel, que ahora solamente queda en ruinas en Colombia.