La pandemia lo frenó como boxeador pero lo impulsó a ser entrenador de niños.

0
135

Utiliza el boxeo para alejar a los niños de las calles en la frontera.

Estos niños iniciaron entrenando en un cerro, con rocas y tierra, al principio eran sólo cuatro y hoy son más de 40. Bruno por ejemplo, es un pequeño de 8 años que recuerda muy bien como empezó en este deporte el cual le ha servido mucho a su corta edad.

Son menores de distintas edades, tanto hombres como mujeres, Leslie por ejemplo tiene 15 años y es una de las más participativas.

Se trata de una iniciativa de Diego «El Zurdo» Rivas, un joven al que la pandemia le frenó su carrera como boxeador profesional, pero lo impulsó a encontrar su vocación como entrenador y guía de muchos niños y niñas.

La necesidad de sacar adelante a su propia familia lo hizo reaccionar, pero la satisfacción de ver a los menores alejados de malos pasos y hasta del Internet y la televisión, lo hizo mejorar, por ello del cerro en el que iniciaron ahora entrenan en un centro comunitario, en la colonia Lázaro Cárdenas de Tijuana.

El boxeo es uno de los deportes que más y mejores resultados ha dado a México a nivel internacional; conjugar el ejemplo de sus grandes ídolos y el esfuerzo como el del zurdo Rivas, tiene efecto inmediato en la niñez y juventud de este país.