VIDEO: El Compañero, un patinador fuera de serie en la frontera.

0
193
El Compañero, un patinador muy entusiasta.

NO HAY EDAD PARA HACER LO QUE UNO QUIERE.

Posted by José Ibarra on Wednesday, January 13, 2021

A sus casi 60 años patina casi como un profesional.

Fernando Salcido Lara es un hombre entusiasta, casi en el rango de lo que oficialmente en México se conoce como la tercera edad, etapa en la que muchos se vuelven sedentarios y se dejan vencer, sobre todo mentalmente, por el inicio de la vejez.

Es comerciante, cuatro días a la semana recorre las calles para vender tortas que su esposa y él preparan, le gusta su trabajo debido al contacto con la gente, pero lo que más le apasiona es patinar.

Fernando Salcido Lara El Compañero
Fernando Salcido Lara El Compañero

Empezó a usar la patineta en su adolescencia pero después, por circunstancias de la vida, la dejó durante algunas décadas. Cuando cumplió 50 años se preguntó por qué no hacer lo que a uno le gusta, qué es la edad, por qué detenerse por miedo al qué dirán y así empezó de nuevo.

Le dicen “El Compañero” porque le gusta tanto referirse a otras personas con esa palabra que se ya se le quedó. Cada sábado, sin falta acude a alguno de los parques en la ciudad de Tijuana para practicar su deporte favorito.

Pero no sólo se conforma con el ejercicio, le gusta la adrenalina que produce cada truco, algunos por cierto muy extremos, un diente menos y una cicatriz en la cara son producto de esta actividad y nada lo detiene.

Un patinador muy entusiasta, le dicen El Compañero
Un patinador muy entusiasta, le dicen El Compañero

El Compañero, tal vez sin proponérselo, ha dejado huella en los últimos años entre muchas personas que se han dado cuenta que no hay edad para hacer lo que a uno le gusta y como motivación para llegar a esa etapa de la vida con tanta energía física y mental.

Fernando tiene dos hijas, no es abuelo, esa decisión o sueño le corresponde a ellas, él es feliz con la realización de sus hijas.

El skate, entre algunos sectores lamentablemente todavía estereotipado, le ha dado un mejor sentido a su vida. Él vive feliz y lo transmite en cada truco.

El Compañero es patrocinado por la marca Manos Sucias
El Compañero es patrocinado por la marca Manos Sucias