A Carmen su ex esposo la atacó con ácido y él sigue libre.

0
382
Carmen Sánchez, víctima. Foto Animal Político.
Carmen Sánchez, víctima. Foto Animal Político.

Actualmente los ataques con ácido son considerados como delito por lesiones.

Mujeres víctimas y activistas quieren que se reforme el Código Penal Federal y se tipifique como delito grave las agresiones con ácido o sustancias corrosivas hacia otras personas.

Carmen Sánchez narró el terror que pasó al decirle a su entonces esposo que ya no quería estar con él debido a la violencia que sufría en su matrimonio. La víctima lo denunció ante las autoridades pero no pasó nada, su pareja la amenazó, le dijo que si no era con él entonces no estaría con nadie y la agredió con ácido sulfúrico.

Le causó serios daños en su cuerpo pero también en su mente de manera psicológica y lo peor es que no obtuvo justicia porque su ex pareja continúa en libertad. El problema es que las leyes en México no contemplan los ataques con ácido como un delito grave y por lo tanto el hecho es catalogado únicamente como «lesiones» por lo que los agresores evaden fácilmente alguna responsabilidad o pena.

Al respecto el Diputado Federal por Baja California Erwin Areizaga mencionó que algunos Estados ya contemplan los ataques con sustancias corrosivas en sus leyes y reglamentos, pero es necesario incluirlo también en la ley federal, como por ejemplo en Colombia donde las penas van desde los 12 hasta los 40 años de cárcel para quien cometa este delito.

Diputado Erwin Areizaga
Diputado Erwin Areizaga

Agregó que el 80% de los ataques con ácido en México son cometidos por hombres hacia mujeres y que actualmente existe esa laguna jurídica que debe eliminarse para que los victimarios tengan prisión preventiva de oficio y paguen por el daño irreversible que causaron.

El diputado informó que con la reforma que propone también se busca que las autoridades de Salud establezcan los protocolos adecuados para la atención a las víctimas y su seguimiento tanto físico como emocional.

Conferencia del Diputado Erwin Areizaga y el testimonio de la víctima Carmen Sánchez.