En juegazo se empató la Serie Mundial.

0
86
Rays ganando
Rays ganando

El mexicano Julio Urias fue el abridor por los Dodgers.

¿Por dónde empezar? Un juegazo de alarido, un vaivén de emociones fue el que dejó el cuarto juego de la Serie Mundial entre Dodgers y Rays en Globe Field. La pizarra terminó 8-7 en un duelo donde hubo de todo.

La carrera final la registró Randy Arozarena en una jugada donde hubo una serie de errores. Brett Philips quien entró como corredor emergente en la octava entrada sacó un batazo al jardín derecho que empujó a Kevin Kiermayer para empatar, un error en el filtro del jardinero central, Chris Taylor le dio oportunidad a Arozarena que estaba en base de correr, el cubano cayó en su camino a home , pero el receptor pierde de vista la bola y ahí aprovechó el cubano para llegar a salvo y ganar el juego.

La victoria se la quedó John Curtiss con la última entrada y tercio trabajados con dos hits permitidos, mientras que la derrota se la llevó el cerrador angelino Kenley Jansen con 2 carreras permitidas, 2 hits y una base por bolas así como un ponche recetado.

Los Dodgers explotaron su ofensiva con Corey Seager y Justin Turner que se fueron de 5-4 con 5 carreras anotadas y 3 impulsadas entre los dos. Mookie Bets brilló a la defensiva con sendas atrapadas.

Y ni hablar de la ofensiva de los Rays que tuvieron palos de cuatro esquinas en cuatro ocasiones con Arozarena, Brandon Lowe, Kiermaier y el ex padre Hunter Renfroe que mantuvo a los Rays siempre en el juego.

El mexicano Julio Urías lanzó 4 entradas y 2 tercios con una gran salida en donde recetó 9 ponches, permitió 4 hits, dos de ellos cuadrangulares y 2 carreras limpias.